Intolerancia a lactosa

La lactosa es un azúcar que hay en la leche. Tener intolerancia a la lactosa significa que su intestino no digiere bien dicho azúcar y le puede provocar náuseas, retortijones, hinchazón del vientre, gases, diarrea y heces flotantes y de olor fétido pasado un período de tiempo de entre 30 minutos y 2 horas después de comer o beber alimentos que tengan lactosa.

Las molestias suelen aliviarse unas horas después. Los niños pequeños en ocasiones pueden presentar solo pérdida de peso.

Hay diferentes grados de intolerancia. Algunas personas no pueden ni probar la leche, otras en cambio pueden tomarla en pequeñas cantidades, sobre todo si se acompaña con otro tipo de comida.

 

Dolor de talón y plantar

Hay muchas causas de dolor en el área del talón, pero la más frecuente es la inflamación de una membrana o banda de la planta del pie (fascia plantar) en la zona del talón. Se denomina fascitis plantar.

El síntoma más importante que produce la fascitis plantar es el dolor en la planta del pie, fundamentalmente al caminar, cuando el talón toca el suelo. Puede ser debida a la aparición de un espolón calcáneo, que es un pequeño crecimiento del hueso donde la fascia plantar se engancha con el talón.

El que exista un espolón no quiere decir que tenga una inflamación, pues hay personas que tienen espolón sin dolor alguno en la planta del pie.

talalgia fascitis

Dolor cervical

El dolor cervical es el dolor en la nuca y parte alta de la espalda. El cuello queda rígido y duele al moverlo.

La causa principal es la tensión de los músculos del cuello, que puede ser por una mala postura, un esfuerzo o por las preocupaciones que nos ponen tensos. La tensión nerviosa produce contracción de los músculos del cuello y dolor. También aumenta si se trabaja muchas horas en el ordenador sin descansar y si se tiene artrosis.

En la mayoría de los casos no dura mucho tiempo.

cervicalgia