Hipotiroidismo

El tiroides es una glándula que está situada en la parte anterior del cuello y produce la hormona tiroidea. Esta hormona regula nuestra energía y metabolismo.

Cuando la glándula tiroidea funciona poco, hablamos de hipotiroidismo. Esta carencia tiene consecuencias distintas si ocurre durante la niñez o durante la vida adulta.

A todos los recién nacidos se les hace una prueba para descartarlo («prueba del talón»).

En los adultos y ancianos, el hipotiroidismo es frecuente, especialmente en mujeres. La causa más importante es la tiroiditis autoinmune (se desconoce el motivo, pero el organismo produce unas defensas [anticuerpos] que dañan el propio tiroides). La segunda causa es el tratamiento de algunos problemas del tiroides con cirugía o yodo radiactivo.

Cuando el tiroides funciona poco, puede notar cansancio, aumento de peso, somnolencia, estreñimiento, sensación de frío, pensamiento lento, pérdida de memoria, torpeza, pulso lento y piel pálida, fría e hinchada, sobre todo en la cara.

El médico lo diagnostica con un análisis de sangre en el que se mide el nivel de las hormonas TSH y T4L. Algunas personas tienen la TSH un poco elevada y la T4L (principal hormona tiroidea) normal, esta situación se llama hipotiroidismo subclínico y requiere solo control analítico.

El tratamiento se hace con hormona tiroidea en forma de pastillas, que suplen en pocas semanas la falta de esta. Si está embarazada, seguramente necesitará aumentar la dosis de hormona.

hipotiroidismo