Osteoporosis

Cuando los huesos pierden demasiado calcio se produce la osteoporosis. Entonces se vuelven frágiles y pueden romperse con mayor facilidad.

Es más frecuente en las mujeres después de la menopausia, sobre todo si esta ha sido precoz (antes de los 40-45 años), y en los ancianos.

Uno de los factores determinantes es haber seguido durante muchos años una dieta pobre en calcio. El tener familiares con osteoporosis, el hábito de fumar, tomar mucho alcohol, la delgadez y no hacer ejercicio, aumentan también el riesgo de padecer osteoporosis.

Entre los 20 y los 39 años es cuando el hueso es más duro y resistente. A partir de entonces, el calcio comienza a disminuir en el hueso de forma natural, por ello es importante tener unos hábitos saludables desde la infancia.

La osteoporosis también puede deberse a determinadas enfermedades y a tomar algunos medicamentos como corticoides o anticoagulantes durante mucho tiempo.

El verdadero problema de la osteoporosis es sufrir una fractura. La osteoporosis solo produce síntomas cuando hay fracturas. Los huesos que se rompen más fácilmente por falta de calcio son los de las caderas, las vértebras y las muñecas. La cadera es la que más problemas produce.

En determinados casos se pueden utilizar fármacos para prevenir la osteoporosis y las fracturas causadas por ella.

Osteoporosis